Pensar; para exportar; Cómo no fracasar en el intento

Hace más de dieciséis años dirijo el Programa Primera Exportación. Pensar por todo lo que debemos saber a la hora de exportar es la primera tarea –sino la tarea más importante me atrevería a decir – que debe encarar un empresario que desee internacionalizar sus productos y servicios.

Pensar cada una de las etapas, cada uno de los pasos.

Y en este sentido está muy claro cuál debe ser ese hilo de pensamiento y por dónde debe pasar. Pero a veces, en nuestro diario, cambiante y desafiante mundo empresario no tenemos demasiado tiempo para pensar, sino que apenas tenemos tiempo para actuar. Entonces, para ayudar en ese proceso, a continuación enumero los puntos clave a la hora de empezar a exportar.

Seguir leyendo…

Fuente: LA NACION

Cualquiera puede exportar… hay que saber cómo hacerlo

Hace poco más de 15 años que dirijo el Programa Primera Exportación pero en total deben ser unos 25 que estoy en el comercio exterior. Perdí la cuenta de cuántas empresas conocí, capacité, asesoré, pero estimo que deben rondar las 50.000; todo un número para sacar más de una conclusión en casi cualquier cosa que contemple estadísticas e indicadores.

Pero si hay una conclusión por excelencia a la que llego en base a esta experiencia es que estoy absolutamente convencido de que cualquier empresa, sin importar a qué se dedique, puede exportar lo que hace a cualquier parte del mundo.

Solamente debe responder una pregunta: ¿Cómo hacerlo? No digo que la respuesta a esa pregunta sea fácil, que quede claro.

Seguir leyendo…

Fuente: LA NACION

Los municipios son la base del cambio en comercio exterior

Transformarse en una potencia exportadora aparece en la visión del discurso oficial desde el recambio de Gobierno de fines de 2015. Sin embargo, sin ir más lejos, Chile exporta más que la Argentina (u$s 59,917 millones contra u$s 57.737, durante 2016, según datos del Banco Mundial), pese a que el país más que duplica en población y PBI a su vecino trasandino. ¿Cómo lograr, entonces, vender más al público? El especialista Pablo Furnari, con vasta experiencia en el tema y director del programa Primera Exportación, afirma a El Cronista que tiene una solución: la promoción desde los municipios.

– ¿Los municipios están impulsando las exportaciones?

A lo largo de su historia, la Argentina nunca promovió sus exportaciones con una política de conciencia exportadora a través de sus municipios, a diferencia de otros países que sí lo hicieron. Hubo algunos pocos municipios que lo han hecho casi como un acto de heroísmo. Pero no me vienen a la mente más que un puñado.

Seguir leyendo…

 

Fuente: Diario Cronista Comercial

¿Cómo diseñar, elegir y planificar mercados?

“Decidí exportar, ¿y ahora cómo sigo?”. Esta es la típica pregunta que se hacen muchas pymes que quieren iniciarse en las exportaciones. Lo primero que hay que saber es que la exportación es el resultado de muchos factores internos de la empresa.

Me permito acuñar el término inside out, es decir, el cambio desde adentro de la empresa para tener resultados hacia afuera.

Hay una gran diferencia entre exportar y “deportar” productos o servicios. Y a veces terminamos siendo más deportadores que exportadores porque no generamos estabilidad. Por eso, independientemente de que seamos apicultores, metalúrgicos, madereros, economistas o diseñadores gráficos, independientemente que estemos en Uruguay, Argentina, España o Sudáfrica, hay un camino en común que realizaron aquellos que lograron tener éxito. Dejar de ser deportadores y pasar a ser definitivamente exportadores.

Seguir leyendo…

 

 

Fuente: El Economista

Tenemos que dejar de pensar que somos el ombligo del mundo

Pablo Furnari no es sociólogo, pero explica que “el 0,4% que la Argentina tiene de la torta mundial del comercio internacional apenas representa unas miguitas”, y que por eso es muy importante capacitar y abrir la mente de la gente, porque “tenemos que dejar de pensar que somos el ombligo del mundo”.

Formalmente, Furnari es especialista en marketing internacional y management, y director ejecutivo del Programa Primera Exportación, de la Fundación Gas Natural Fenosa, idea que se gestó en 2000, casi junto con una de las crisis sociales y económicas más importantes del país. Quizá por eso, a lo largo de estos años, le tocó ejercer -informalmente- de psicólogo, según cuenta.

Seguir leyendo…

 

Fuente: LA NACION